Menú Cerrar

Las mujeres en el gobierno de Boric

Spread the love

Por Guido Asencio Gallardo, Académico.

En esta columna trataré de relevar el rol que cumplirá la mujer y las políticas de género en el gobierno del Presidente Boric, esto viene a revindicar una serie de hechos que históricamente han dejado de lado la importancia de la mujer, tanto en el ámbito público como el privado, donde deben existir elementos que inculquen el respeto por sobre todo hacia el género, erradicando toda forma de violencia, para establecer nuevas formas de entender que la distribución del poder no puede estar justificada fundamentalmente por el predominio de una excesiva lógica racional y patriarcal para la toma de decisiones.

La importancia de cumplir el compromiso de campaña, donde su discurso siempre estuvo presente la paridad y perspectiva de género para las políticas públicas que le tocara impulsar, considerando que el resultado de la segunda vuelta fue elocuente la participación ciudadana de muchas mujeres que fueron a votar, según el padrón electoral se refleja una alta votación de mujeres jóvenes que confiaron su voto al Presidente Boric. Con esto el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género tiene una tarea articuladora que ha demostrado ser transversal, puesto que la perspectiva de género se quiere instalar en cada uno de los otros ministerios, esto habla de una consecuencia de llevar a cabo un discurso convincente.

Por otro lado, la elección de autoridades claves para el funcionamiento del gobierno, también es otra muestra concreta de que el discurso ha cumplido con las expectativas generadas, lo cual refleja el convencimiento de que para transformar el país resulta clave incluir la mirada de las mujeres que, sin lugar a duda, ayudará a ampliar el espectro de posibilidades, donde las políticas públicas tendrán un matiz que siempre debió haber estado, pero nunca es tarde para demostrar que estos cambios harán evolucionar las formas de enfrentar los fenómenos cotidianos que suceden en el país.

Esta integración constituye un paso trascendental en el desarrollo de la democracia en general, para propender a la equidad de género que hoy en día exige la sociedad, incorporando cualidades particulares que las mujeres aportan en cualquier espacio de poder, con una mirada integral y de seguridad innata del género femenino, la cual contribuye un trabajo que añade una estética asimilada con las formas y sutilezas para enfrentar cualquier situación, con argumentos que tienden a generar equilibrios, asumiendo que todo fenómeno es complejo, y por lo tanto, elementos como la intuición, lo emocional y racional a la vez juegan un papel fundamental en la toma de decisiones.

El desafío estará entonces en trabajar los temas que históricamente han sido objeto de debate, tales como igualar los sueldos en el ámbito público y privado, no puede ser que por la misma labor en diferentes empresas e instituciones las mujeres ganen menos, ver los temas valóricos como el aborto y la objeción de conciencia, educación no sexista, soluciones a temas sociales, participación de la mujer en la economía nacional, política sobre violencia intrafamiliar y protección más eficiente, igualdad frente a los cargos públicos, etcétera.

Hoy en día existen liderazgos femeninos que resultan trascendentales para enfrentar la pandemia mundial, no es casualidad que los países que mejor han respondido frente a esta, son los liderados por mujeres, destacando que su labor canalizadora del fenómeno ha sido más innovadora y efectiva a nivel mundial. Un ejemplo de liderazgo femenino que está dando que hablar, es el ejercido por la Primera Ministra de Nueva Zelanda Jacinda Ardern, quien junto a su gobierno ha generado cambios impensables, atreviéndose a generar transformaciones drásticas a los clásicos paradigmas de la posmodernidad, asociados a la democracia, la economía y la sociedad, reemplazando indicadores de desarrollo y medición del PIB (Producto Interno Bruto), por otros que incluyan valores de las personas y la colaboración entre estas.

En definitiva, la apertura de la incorporación de más mujeres en la política como lo propone el Presidente Boric, ciertamente representará un cambio que generará un punto de partida para colocar en su lugar algo que nunca debió estar ausente, la representación femenina le dará un sello distintivo que buscará tomar decisiones complejas que bien saben enfrentar las mujeres, por la visión integral que tienen por naturaleza que vendrá a refrescar nuestra democracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *